¿PORQUE NO BAJO DE PESO? 3 POSIBLES RAZONES

Es muy común que a pesar de haber empezado el gimnasio y estar asistiendo todos los días, seguir al pie de la letra el plan de alimentación, madrugar más y otras actividades no logres bajar de peso. ¿ A qué se debe? Muchos son los factores que pueden influir en que no bajes de peso, te diremos algunos aspectos para que tengas en cuenta:

1. Pesarse todos los dias

En la obsesión de bajar de peso, te empiezas a pesar todos los días, y eso no traerá ningún beneficio. Varios estudios han confirmado que en el mismo día hay una fluctuación en el peso corporal, la oscilación se da entre 1 y 2 kilos por encima o por debajo. Esto está sujeto a diversos factores que no puedes controlar, algunos cambios hormonales, la ingesta de líquidos, si te mueves entre diferentes ciudades, la alimentación que tuviste en el día etc., influyen en el peso corporal.

Por tanto, montarse todos los días a la báscula te causará estrés, depresión y bloqueos a nivel psicológico que dificultarán bajar de peso. No ver reflejado el número que espero en la báscula hará que la frustración aparezca como plato servido de la mesa. La sugerencia mira tu peso con 15 días o 1 mes de diferencia.

2. Porciones

Uno de las circunstancias que más describen los pacientes en consulta es que siguen al pie de la letra el plan de alimentación o dieta que se le envío al momento de iniciar, sin embargo, a la hora de revisar el tamaño de porciones se pueden estar consumiendo 2 o hasta 3 porciones del mismo alimento que se incluyó dentro del plan de alimentación.

3. No hay balance entre actividad física y alimentación

Muchas personas piensan que empezar a realizar actividad física o ir al gimnasio inmediatamente bajan de peso, es más, al sentir su cuerpo sudar y haber terminado su rutina consumen más calorías de lo habitual “porque hay que reponer lo que sudé” y el solo hecho de sudar no es garantía de “quemar” las suficientes calorías que hayas realizado en tu ingesta de alimentos, cuando no se tiene ese aspecto claro vuelves a la báscula con tu peso habitual o incluso con un poco más.

Para esto, la sugerencia será acudir a los profesionales pertinentes para que te apoyen con respecto al ejercicio que vas a hacer y al plan de alimentación que debes de tener para cumplir tus objetivos.