Ira, rencor y violencia causantes del peso

Emociones como ira, rencor y acciones de violencia parecieran liberarnos mediante palabras de grueso calibre o acciones que hagan ver que quién está equivocado es el otro y no yo, no creemos ser violentos cuando empleamos violencia para justificarla. Este artículo pretende orientarte acerca de cómo fluir con tus emociones y liberar peso corporal.

¿Cómo Fluir?

Hay muchas maneras de hacerlo. Sin embargo, te quiero dar una que a mí me ha funcionado. Consta de reconocer la emoción que me habita es decir, saber que si lo que tengo es rabia, tristeza o alguna otra emoción, posteriormente saber si se identifica alguna sensación de cambio de temperatura o dolor el algún lado del cuerpo, luego escribir o dar un grito para empezar a expulsar de tu cuerpo lo que te está invadiendo, o si bien eliges escribe una carta y desahógate, verás que al cabo de unos minutos otra vez estarás con tranquilidad. Debes de revisar lo que estas escuchando o viendo mediante imágenes o vídeos, de ser posible crea tu listado de música alegre y vídeos positivos que te apoyen a subir el ánimo, ya que si después de haber hecho los pasos que se describieron anteriormente pero seguir con los sentidos en la reafirmación de la situación te hará más daño.

Algunas investigaciones han concluido que dentro de los factores de enfermedad que se observan en los pacientes se acompaña un ambiente o situación donde la rabia, el rencor no se lograron resolver de la mejor manera y se acumulan por años, esperando que un evento desencadene para poder liberarlas.

Por tanto, elige acciones que cambien el mundo y tu mundo. Libera las cargas y las emociones cuando corresponden y de esa manera tu cuerpo te agradecerá.